Opinión | ¿Quiénes somos nosotros para juzgar?

Madrid 17 enero 2019 – (Amnat thawra)

Opinión de Ghaya mahmad beirouk

¿Cuánto tiempo pasas juzgando a los demás? Me encantaría poder sentarme aquí y escribir que soy una persona tan maravillosa, abierta y amorosa que no juzgo a nadie, pero ese no es el caso.

Amnat thawra
Amnat thawra Ghaya Mahamd Beirouk

Sé que todos hacemos esto hasta cierto punto y también sé que se relaciona completamente con cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos. Si estás 100% contento/a con lo que eres, será mucho menos probable que sientas la necesidad de juzgar a los demás. Aunque me siento mucho más cómoda con quién soy y, por lo tanto, juzgando a los demás (¡sí!), Aún me queda un largo camino por recorrer hasta que me asegure lo suficiente como para no mirar a los demás desde abajo.Y como musulmana, sé que ninguno de nosotros tiene derecho a decirle a nadie lo que está bien o mal. Nadie tiene derecho a juzgar a los demás seres humanos. Ese derecho solo le pertenece a Allah. Sin embargo, ocupamos todos nuestros días en personas críticas (la policía del haram), ¡especialmente en Internet!

En Internet, es fácil esconderse detrás de una identidad anónima. Es tan increíblemente fácil que muchos de nosotros nos hemos dedicado a vigilar Internet a diario y decirle a la gente qué es islámico y qué no, solo porque podemos. Parace ser que, no necesitamos ningún conocimiento o educación específica. Las redes sociales nos dan la libertad de comentar y criticar a las personas sin importar dónde o cuándo. Y por eso es tan fácil decirle a una niña que sus mangas no llegan a sus muñecas, o que su cabello se está saliendo de su hijab, o que su camisa es demasiado corta o demasiado ajustada. Y al hacer esto, usted

1) Daña a otras personas. Tus palabras tienen una forma de dañar a las personas de manera inesperadas. Piensa en lo que dices antes y pregúntate: ¿Dirías eso en su cara? Si no es así, probablemente sea mejor no decir nada, dejarlo (¡y sin pensar!).

2) Te hace sentir mal. Cuando juzgas a los demás (o, al menos, cuando yo lo hago), te sientes mal después. No te sientes bien contigo mismo/a. Es posible que sientas un pequeño apuro por los juicios emitidos, pero, en última instancia, te sientes culpable. Crees que eres una mala persona por emitir juicios tan severos sobre otros. Te derribas cuando derrotas a los demás.

3) tener una actitud negativa hacia el mundo. No importa de qué manera vas a racionalizar tus juicios, no están aportando nada bueno al mundo. Ellos, hacen a otros venirse abajo. Te derriban. Hacen del mundo un lugar más infeliz. ¿Te imaginas si todos nos aceptamos y nos amamos? ¿Te imaginas cómo sería el mundo si tratáramos de entender a otras personas en lugar de juzgarlas?
Muchos de ustedes probablemente han oído hablar de la Policía del Haram. Algunos de ustedes incluso podrían ser la Policía del Haram, y hasta podrían disfrutar de ser parte de ella. Pero estoy aquí para decirles: todos debemos detenernos…
Para aquellos que no estén familiarizados con el término, la Policía del Haram es una manera de referirse a personas que señalan a otros y les dicen que lo que están usando, diciendo, haciendo, etc. es haram. La Policía del Haram no es una organización unificada, sino un grupo de personas que disfrutan señalando las faltas de los demás, señalando todas las formas en que ellos (la policía del Haram) creen que la otra persona está siendo hostigada o haciendo algo que se percibe. ilegal en la cultura y el islam, descuidando que el islam no solo se refiere a cómo se supone que los creyentes deben actuar los unos con los otros, sino incluso en la medida en que deberían pensar en secreto los unos sobre los otros. Verdaderamente, el énfasis del Islam no está solo en los actos superficiales, sino más bien en la espiritualidad y la profunda intención detrás de los actos …
¿Cómo espera el Islam que los creyentes piensen unos en otros?
¡Oh vosotros que tenéis fe! Evita muchas sospechas. De hecho, algunas sospechas son pecados “. [Surah Hujurat: 12] .. !!!!

Se desalienta la sospecha de ser un pensamiento o sentimiento negativo acerca de un creyente, de hecho, incluso está prohibido en este versículo. Además, el Santo Profeta (saw) ha dicho,
“Ciertamente, Alá ha hecho sagrados la sangre, la propiedad y el respeto de un musulmán (de otro musulmán) y ni siquiera debe tener malos pensamientos (sobre el otro musulmán)”.
Un creyente debe sentirse seguro no solo del daño físico sino también del mal juicio de otro creyente: ¡cuán hermoso y de gran alcance es el alcance de orientación del Islam para nosotros!…

Ninguno de nosotros es perfecto. Todos cometemos errores y todos pecamos. mírate primero cuidadosamente antes de señalar con el dedo a otras personas y expresar sus defectos…..

Así que tiremos todas nuestras insignias de la policía del Haram y dejemos de juzgar a las personas.

NOTA: Amnat thawra no se hace responsable de las opiniones vertidas por las distintas autoras.

Anuncios

Un comentario sobre “Opinión | ¿Quiénes somos nosotros para juzgar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s